AFP

Provistos de pasamontañas y armas automáticas, decenas de agentes de élite de la policía salieron la madrugada del jueves a una peligrosa misión: detener a tres pandilleros sospechosos de tráfico de armas y drogas en el área rural de San Marcos, en la periferia de San Salvador.