Un tribunal de Moscú condenó a Krissevitch a 15 días de cárcel por haber desobedecido las órdenes de la policía.

AFP

Un tribunal de Moscú condenó el viernes a 15 días de prisión a un militante que se manifestó la víspera ante la sede de los servicios de seguridad rusos (FSB), disfrazado de Jesucristo, antes de simular su crucifixión.

Vestido con un paño, con los brazos atados a una cruz y las piernas posadas en un taburete, Pavel Krissevitch dio el espectáculo en el centro de Moscú para protestar, según él, contra la arbitrariedad de la justicia y apoyar a los activistas políticos.

Publicidad

Un tribunal de Moscú condenó a Krissevitch a 15 días de cárcel por haber desobedecido las órdenes de la policía, declaró a la AFP un portavoz de esta Corte.

Krissevitch es un habitual de 'performances' de este tipo. A principios de agosto, disfrazado de policía ante un tribunal donde era juzgado un conocido caso en Rusia, simuló el degollamiento de un maniquí que simbolizaba a presos políticos rusos, para denunciar lo que consideró un "Estado que pide sangre".

Publicidad

Publicidad

Publicidad