Azerbaiyán reclama tierras en torno a Nagorno-Karabaj

AP

Azerbaiyán finalizó el martes la incorporación de los territorios cedidos por Armenia bajo un acuerdo mediado por Rusia que puso fin a seis semanas de combates encarnizados en torno a Nagorno-Karabaj.

El presidente azerí Ilham Aliyev calificó la recuperación del control sobre esas zonas de hazaña histórica.

Publicidad

“Todos vivíamos con un sueño y ahora lo cumplimos”, dijo Aliyev en un discurso a la nación. “Obtuvimos una victoria en el campo de batalla y en la arena política, y esa victoria inicia una nueva era para nuestro país. Será una era de desarrollo, seguridad y progreso”.

Nagorno-Karabaj, un territorio de Azerbaiyán, estuvo bajo el control de fuerzas étnicas armenias desde el fin de una guerra separatista en 1994. Ese territorio y grandes extensiones a su alrededor quedaron manos armenias.

Publicidad

En 44 días de combates intensos a partir del 27 de septiembre, las fuerzas azeríes derrotaron a las armenias, penetraron profundamente en Nagorno-Karabaj y obligaron a Armenia a aceptar el acuerdo negociado por Rusia que entró en vigencia el 10 de noviembre, con la entrega del territorio y tierras circundantes.

Las fuerzas armenias entregaron el martes la región de Lachin, la última de las tres zonas en torno a Nagorno-Karabaj.

Rusia envió unos 2.000 efectivos de paz que permanecerán por al menos cinco años para supervisar el acuerdo y asistir al retorno de los refugiados. También asegurarán el tránsito a través de la región de Lachin.

Turquía, aliada de Azerbaiyán, ha extendido su influencia en la región. El martes, oficiakes rusos y turcos firmaron documentos para crear un centro conjunto de supervisión que garantice el cumplimiento del acuerdo de paz.

Festejado como una gran victoria en Azerbaiyán, el acuerdo provocó grandes protestas en Armenia para exigir la renuncia del primer ministro.

Publicidad

Publicidad