AFP

Las autoridades suecas anunciaron el martes la detención de una septuagenaria, sospechosa de haber encerrado durante casi 30 años a su hijo, descubierto en su apartamento en las afueras de Estocolmo, con heridas infectadas, desnutrido y casi sin dientes.