Internacionales -  25 de diciembre 2020 - 14:28hs

Muere viceministro bielorruso antes de asumir el cargo de embajador en EEUU

Moscú, 25 dic (EFE).- El viceministro de Exteriores de Bielorrusia, Oleg Kravchenko, falleció hoy a los 49 años antes de convertirse en el primer embajador de su país en Estados Unidos desde 2008. ,La Cancillería bielorrusa no informó en su nota oficial sobre los motivos del fallecimiento de Kravchenko, que debería haber viajado en breve a Washington. ,Hace diez días, el Senado estadounidense aprobó unánimemente el nombramiento de Julie Fisher como nueva embajadora ante la antigua república sovi

La Cancillería bielorrusa no informó en su nota oficial sobre los motivos del fallecimiento de Kravchenko, que debería haber viajado en breve a Washington.

Hace diez días, el Senado estadounidense aprobó unánimemente el nombramiento de Julie Fisher como nueva embajadora ante la antigua república soviética.

Fisher, que se dedicaba a asuntos europeos en el Departamento de Estado y sirvió en la embajada de EEUU en Rusia, había sido elegida en abril por el ahora presidente saliente, Donald Trump.

Kravchenko fue nombrado embajador en EEUU en junio pasado, aunque las protestas antigubernamentales que estallaron tras las elecciones presidenciales de agosto, consideradas fraudulentas por la oposición y Occidente, retrasaron su viaje.

EEUU y Bielorrusia acordaron en septiembre de 2019 intercambiar embajadores, planes que fueron corroborados durante la histórica visita a Minsk del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, a principios de este año.

Las controvertidas elecciones presidenciales de 2006 fueron motivo de las sanciones impuestas por EEUU al régimen de Lukashenko , al que tachó entonces de "última dictadura de Europa".

Poco después, el KGB bielorruso denunció la desarticulación de una red de espionaje de EEUU y Minsk consideró "persona no grata" a todo el personal de la embajada estadounidense, con la excepción de cinco diplomáticos.

Lukashenko había logrado normalizar las relaciones con Occidente en los últimos años al liberar a todos los presos políticos y permitir la participación de la oposición en las elecciones, además de negarse a reconocer la anexión rusa de Crimea y a apoyar a los separatistas prorrusos en el este de la vecina Ucrania.

Los comicios presidenciales del 9 de agosto en los que Lukashenko fue reelegido congelaron el proceso de normalización entre Minsk y Washington, aunque las autoridades bielorrusas informaron recientemente de que habían retirado la limitación de diplomáticos estadounidenses en el país.

A mediados de agosto Lukashenko acusó a EEUU de dirigir las protestas opositoras con la complicidad de la Unión Europea, en particular de Polonia y Lituania.

Occidente no reconoce la reelección de Lukashenko, en el poder desde 1994, y ha apoyado sin tapujos a la líder opositora en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya.