EL CAIRO Internacionales -  27 de diciembre 2020 - 12:31hs

Muerte de sudanés desata controversia sobre notoria milicia

La muerte de un sudanés que fue capturado cuando estaba sentado en un café ha desatado una controversia en torno a una fuerza paramilitar cuyos integrantes eran antes miembros de una milicia acusada de crímenes de guerra en Darfur.

Bahaa el-Din Nouri, de 45 años, fue capturado el 16 de diciembre en la vecindad de Kalakla en el sector sur de la capital Jartum, por hombres de civil que iban en un vehículo sin placas, denuncia la familia.

Cinco días después su cuerpo apareció en una morgue de un hospital en la ciudad de Omdurman, allende el río Nilo de Jartum. La familia se negó a enterrarlo al ver que había sido golpeado y torturado, declaró el hermano de Nouri, Yasser.

El ministro de cultura e información Faisal Mohamed Salé informó que la familia se reunió con el fiscal general el jueves y pidió que se realizara una autopsia.

Saleh añadió que la investigación preliminar indica que Nouri falleció cuando era interrogado por las Fuerzas de Reacción Rápida. Un vocero de esa milicia no respondió a llamadas ni a mensajes pidiéndole comentario.

Esa milicia está compuesta por antiguos miembros de los yanyauid, un escuadrón que perpetró una brutal represión en la región de Darfur las dos décadas anteriores. Grupos de derechos humanos acusan a los yanyauid de crímenes de guerra, inclusive violaciones, masacres, destrucción de aldeas enteras en medio de un operativo antisubversivo en Darfur y en otras áreas de Sudán occidental durante el conflicto.

En esta nota: