Las elecciones llegan después de la expulsión del presidente en octubre

AP

Los habitantes de Kirguistán votaron el domingo en unas elecciones anticipadas que también determinarán cuánto poder tendrá el próximo presidente.

Las elecciones llegan después de la expulsión del presidente en octubre.

Publicidad

La ex nación soviética del centro de Asia cayó en la agitación después de una elección parlamentaria que ganaron abrumadoramente partidos a favor del gobierno. Los partidarios de la oposición acusaron a las autoridades de manipular la elección y obligaron a que renunciara el presidente Sooronbai Jeenbekov el 15 de octubre.

Se anticipa que gane la elección Sadyr Zhaparov, un político de 52 años que fue liberado de prisión por los manifestantes y después dirigió la expulsión de Jeenbekov.

Publicidad

Es la tercera vez en 15 años en que un líder del país de 6,5 millones de habitantes en la frontera con China fue obligado a dimitir por un levantamiento popular. Como los levantamientos previos que derrocaron a presidentes en 2005 y 2010, el más reciente fue impulsado por las rivalidades entre clanes que moldean la política del país.

Zhaparov, quien estaba encarcelado desde 2017 por una condena de secuestro, se convirtió en el líder interino del país, pero renunció a ese puesto para poder postularse para presidente como es requerido por la ley. Pero a pesar de eso, ha seguido estando al mando con apoyo de sus aliados en el parlamento y se anticipa que gane abrumadoramente la contienda contra otros 16 candidatos.

Publicidad

Publicidad