Niger Internacionales -  21 de febrero 2021 - 12:17hs

Segunda vuelta electoral en Níger en medio de inseguridad

Pese a la inseguridad imperante en Níger, este domingo 7,4 millones de electores sufragaron en la segunda ronda de unas presidenciales entre el favorito, Mohamed Bazoum, delfín del saliente Mahamadou Issoufou, y el ex presidente y opositor Mahamane Ousmane.

Casi dos meses tras la primera vuelta, el 27 de diciembre, los nigerinos elegirán entre los dos candidatos más votados, Bazoum, beneficiado de la imponente maquinaria del gobernante Partido Nigerino para la Democracia y el Socialismo (PNDS), y el aspirante Ousmane, presidente entre 1993 y 1996.

Bazoum tuvo 39,3% de votos en la primera ronda y Ousmane 17%.

Un votante madrugador en Niamey, Idrissa Gado, estudiante de 29 años, destacó: "el próximo presidente deberá combatir a los rebeldes, es la gran inquietud de Níger, queremos calma y seguridad".

El oficialista Bazoum votó en el ayuntamiento de Niamey, donde vehículos blindados y camionetas equipadas con ametralladoras garantizaban la seguridad.

"Aspiro a que el ganador cuente con suerte, y que ella esté de mi parte, y tengo muchas razones para creer que es así", declaró tras votar, manifestando el deseo de "que la consulta transcurra en paz".

Acompañado por sus dos esposas, el saliente Mahamadou Issoufou, sufragó en el mismo circuito y destacó que "Níger enfrenta inmensos desafíos: de seguridad, demográfico, climático, de desarrollo económico y social, incluido el sanitario, el inmediato el covid-19".

"Estoy orgulloso de ser el primer presidente electo democráticamente de nuestra historia en entregar el testigo a otro también electo democráticamente, es un hito muy importante en la vida política de nuestro país", agregó.

Efectivamente, será la primera vez que un presidente electo suceda a otro, en un país que sufrió puros golpes de Estados desde su independencia, en 1960.

Mahamane Ousmane, por su parte, votó en un barrio popular de Zinder (sureste) su feudo y ciudad natal, indicó un periodista local a AFP.

Votar en el conjunto del territorio es uno de los principales desafíos de estos comicios, pues el oeste es escenario de la violencia de grupos yihadistas afiliados al Estado Islámico (EI) y en el este operan yihadistas nigerianos de Boko Haram.

Miles de soldados han sido desplegados para garantizar la seguridad de la votación, "sobre todo en las zonas expuestas a la inseguridad", aseguró a la AFP un responsable del ministerio de Defensa.

En Níger las alianzas cambian constantemente, pero son esenciales para ganar la presidencia, importantes formaciones políticas dieron su apoyo al candidato presidencial, clave para Bazoum.

Muchos dudan que tal apoyo se convierta en votos. "No está asegurada la victoria", dice a la AFP Ibrahim Yahya Ibrahim, investigador del International Crisis Group (ICG).

Aunque los electores de la capital suelen votar por la oposición, en Zinder (sureste), segunda ciudad, es menos previsible.

"El resultado en Zinder determinará el del escrutinio", indicó a AFP bajo anonimato un observador de la política local.

Varias decenas de observadores de la Comunidad Económica de África del Oeste (CEDEAO) fueron desplegados.

La oposición, que rechazó participar en primera vuelta en la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI), participa en ésta. "Todo está previsto para que los comicios sean transparentes", señala una fuente cercana al poder, destacando que la campaña no tuvo incidentes.

La participación es determinante. En la primera ronda, el 69,7% de electores votaron. Además, sólo 7,4 millones de habitantes están empadronados sobre 22 millones. Gran parte de la población no tiene aún edad para votar.

A diferencia de muchos estadistas africanos, que se aferran al poder, Issoufou, de 68 años, decidió no presentarse al término de dos mandatos.

Pero el verdadero logro será que todas las partes acepten el resultado de las urnas.

Entre ambas vueltas, la oposición declaró que no reconocerá los resultados ante sospechas de fraude. En la primera denunció presuntos fraudes, descartados por la justicia.

En esta nota: