AFP

Rescatistas consiguieron liberar el martes a 28 ballenas pilotos atrapadas en un cordón del litoral del norte de la isla sur de Nueva Zelanda, aunque los mamíferos permanecían cerca de la costa y podrían volver a quedar varadas.