Nairobi Internacionales -  26 de febrero 2021 - 17:08hs

Informe de Amnistía describe masacre en ciudad etíope Axum

Soldados de Eritrea mataron sistemáticamente a “muchos cientos” de personas, principalmente hombres, en una masacre a fines de noviembre en la ciudad etíope de Axum , en la región de Tigray, informó Amnistía Internacional el viernes. El informe refleja una información de The Associated Press de la semana pasada y cita a más de 40 testigos.

En respuesta a la presión sobre Etiopía debido a lo que podría ser la mayor masacre del conflicto de Tigray , la oficina del primer ministro anunció que “se ha dado a las agencias humanitarias acceso irrestricto para dar ayuda en la región". Añadió que el gobierno “acoge la asistencia técnica internacional para realizar las investigaciones (de los presuntos abusos) así como el potencial de colaborar en investigaciones conjuntas”.

Sin embargo, el gobierno alegó que el informe de Amnistía se basó en “escasa información” y señaló que el grupo defensor de los derechos humanos debería haber visitado la región de Tigray. Amnistía afirmó que pidió permiso al gobierno en diciembre y jamás recibió respuesta.

“Como ustedes saben, no se ha permitido acceso a la región a ningún investigador independiente de derechos humanos desde que comenzó el conflicto”, dijo el vocero Conor Fortune en un correo electrónico a la AP.

El jefe del organismo estatal Comisión Etíope de Derechos Humanos, Daniel Bekele, dice que las revelaciones de Amnistía “se deben tomar muy en serio”. Los hallazgos preliminares de la comisión “indican la matanza de un número aún desconocido de civiles por soldados eritreos” en Axium, dice el comunicado.

El informe de Amnistía describe cómo los soldados disparaban a los civiles que huían, alineaban a los hombres y los fusilaban por la espalda, reunían a “cientos, quizá miles” de hombres para golpearlos y se negaban a permitir el entierro de los muertos.

A lo largo de 24 horas, “los soldados eritreos dispararon deliberadamente a los civiles en las calles y realizaron allanamientos sistemáticos casa por casa para ejecutar a hombres y niños”, dice el informe emitido el viernes por la mañana. “La masacre se realizó en represalia por un ataque anterior realizado por un pequeño número de milicianos locales a los que se sumaron vecinos armados con palos y piedras”.

La “ejecución masiva” de civiles de Axium por los soldados eritreos podría ser un crimen de lesa humanidad, dice el informe. Exige una investigación internacional liderada por la ONU y pleno acceso a Tigray para grupos de derechos humanos, periodistas y trabajadores humanitarios. El acceso a la región está prácticamente cerrado desde que comenzaron las hostilidades a principios de noviembre.

El gobierno federal de Etiopía ha negado la presencia de soldados de la vecina Eritrea, enemiga de los líderes prófugos de la región, y el gobierno de Eritrea rechazó las “mentiras indignantes” de la historia de la AP sobre la masacre en Axum. El ministro de Información de Eritrea, Yemane Gebremeskel, dijo el viernes que su gobierno “está indignado y rechaza categóricamente las acusaciones absurdas” del informe de Amnistía.

Pero altos funcionarios del gobierno interino de Tigray designado por Etiopía han reconocido la presencia de los soldados eritreos y las denuncias de saqueos y matanzas generalizados.

Etiopía dijo que el “presunto incidente” de Axum “deberá ser investigado exhaustivamente”.

En esta nota: