Alemania Internacionales -  3 de marzo 2021 - 17:13hs

Alemania: Partido derechista está bajo escrutinio federal

La agencia nacional de inteligencia de Alemania colocó a la Alternativa para Alemania (AfD) bajo observación debido a sospechas de simpatías de extrema derecha , reportó el miércoles la prensa alemana, un paso contra el mayor partido opositor en el parlamento que se produce apenas seis meses antes de una elección nacional.

AfD ha estado peleando en las cortes contra esas medidas, argumentando que la publicidad de las mismas tan cerca de los comicios del 26 de septiembre pudiera dañar los chances electorales del partido.

Una vez las noticias fueron reportadas, el copresidente del partido Tino Chrupalla acusó a la Oficina Federal de Protección de la Constitución, conocida por las iniciales BfV, de filtrar internacionalmente la información para influenciar la opinión pública.

La información fue difundida por la agencia noticiosa dpa, la revista Der Spiegel, la televisora pública ARD y otros medios,

La conducta de la BfV es “escandalosa”, expresó Chrupalla.

El vocero del Ministerio del Interior Steve Alter se negó a comentar al respecto al afirmar que el proceso está “en curso”. La BfV también se negó a comentar.

Los líderes parlamentarios del AfD Alexander Gauland y Alice Weidel dijeron que ser colocados bajo observación era “completamente injustificado e infundado”.

“No es una coincidencia que esta información fue filtrada a la prensa en el año de una elección federal y solamente días antes de dos elecciones estatales importantes”, escribieron en una declaración. “Existe un intento dirigido para reducir las posibilidades de AfD con ayuda de la agencia nacional de inteligencia”.

AfD entró al parlamento nacional alemán en el 2017 como el tercer mayor partido, beneficiándose de una reacción entonces al influjo de más de 1 millón de solicitantes de asilo. Actualmente es el mayor de cuatro partidos opositores en el parlamento nacional y tiene legisladores en las 16 asambleas estatales.

El partido se ha estado moviendo más a la derecha desde que fue fundado en el 2013 por críticos de la moneda común europea. Varias de sus figuras importantes han renunciado en años recientes, advirtiendo que el partido estaba siendo tomado por extremistas de derecha.

Sondeos recientes han mostrado que el respaldo al AfD, que ganó 12,6% de los votos en el 2017, está en entre 9% y 11%.