ISRAEL Internacionales -  4 de agosto 2019 - 10:54hs

Embajador israelí en Panamá denuncia racismo en el aeropuerto de Ben Gurión

El embajador de Israel en Panamá, Reda Mansour, denunció un trato discriminatorio por su origen druso en el aeropuerto de Ben Gurión, ante lo que el Ministerio de Exteriores anunció hoy la apertura de una investigación sobre el incidente.

Mansour cargó este sábado contra los modales del personal de seguridad con él y su familia y mandó al infierno "al aeropuerto" de las afueras de Tel Aviv en la red de Facebook, según recogieron los medios locales, un comentario que hoy no aparecía en su perfil público.

"Treinta años de humillaciones que todavía no se terminan. Nos sueles apartar en la terminal y ahora somos incluso sospechosos en la entrada", escribió el diplomático israelí en alusión a su origen de la villa árabe drusa, Ussafiya, en el norte de Israel.

"Solo tengo una cosa que decir: tengo ganas de vomitar", finalizaba la publicación en la red social, según el digital Times of Israel.

El incidente se produjo en el control de acceso en vehículo a las instalaciones del aeropuerto y según Mansour, que también ha sido embajador en Brasil y Ecuador, tan pronto como el personal de seguridad escuchó el nombre de la villa mandó parar al conductor.

Además de este control, todos los viajeros deben responder antes de facturar a un cuestionario, que suele realizar personal de seguridad privada, en el que se les asigna un código con el que luego son divididos en la inspección con escáner entre los que pasan directamente o son interrogados.

Las asociaciones de derechos humanos han denunciado en diversas ocasiones un sesgo racista por el que los viajeros no judíos, especialmente de origen árabe, suelen afrontar controles más exhaustivos, incluida inspección corporal o de equipaje.

"Creemos que el principal contacto entre los ciudadanos y los visitantes a Israel y los servidores públicos en las entradas y salidas al país -incluido el personal de seguridad- debe ser profesional al mismo tiempo que sirve al público de una manera que mantenga el respeto mutuo", declaró hoy el Ministerio, en un comunicado.

Según Exteriores, las autoridades facilitarán la investigación del incidente y calificó a Mansour como "distinguido veterano".

La minoría drusa en Israel es reconocida oficialmente como una entidad religiosa independiente israelí, con sus propios tribunales y liderazgo espiritual, y está ampliamente integrada en las instituciones del país, incluidas las fuerzas de seguridad.

El pasado año manifestaron su descontento con la aprobación de la Ley de Estado Nación judía, que calificaron de discriminatoria y que, como el resto de minorías del país, consideran que sitúa a los no judíos como ciudadanos de segunda.