Jordania Internacionales -  7 de abril 2021 - 09:22hs

Prensa jordana acata orden de silencio sobre supuesto complot contra el rey

El príncipe Hamza negó las acusaciones de las autoridades sobre su participación en un intento de sedición y el lunes anunció que era fiel al rey Abdalá II

El presunto complot contra la monarquía de Jordania, protagonizado por el príncipe Hamza, hermanastro del rey Abadalá II, desapareció completamente de la prensa local este miércoles, al día siguiente de la prohibición de publicar información sobre la investigación del caso.

En un intento por poner fin a este episodio inédito en los anales del reino hachemita, que perturbó profundamente a los jordanos, el fiscal de Amán, Hasán al Abdalat, prohibió el martes la publicación de cualquier información relativa a la investigación "de los servicios de seguridad sobre el príncipe Hamza y otros".

Después de ocupar durante tres días la primera plana, los diarios no publicaron nada este miércoles sobre el "complot" para desestabilizar el trono ni hicieron ninguna alusión a "la camarilla" que intentó socavar la seguridad del reino ni a la detención de los supuestos conspiradores.

La visita del canciller saudita Faisal Bin Farhan, que transmitió un mensaje de apoyo del rey Salmán, la prohibición de informar sobre el asunto y la epidemia de covid-19 eran los principales titulares de los diarios.

Para Mustafá al-Riyalat, director del diario gubernamental Ad-Dustour, el silencio de la prensa se justifica porque el asunto se terminó.

"Gracias a Dios las cosas han vuelto a la normalidad", dijo a la AFP.

"Todos los jordanos ahora se sienten tranquilos como si no hubiera pasado nada", agregó para explicar el silencio de la prensa, aunque admite que no es la única razón.

"Existe la decisión del fiscal de prohibir la publicación de cualquier asunto relacionado con el príncipe Hamza", dijo.

"También de publicar sobre los detenidos. Debemos esperar un anuncio oficial sobre este tema antes de publicar", explicó.

El príncipe Hamza negó las acusaciones de las autoridades sobre su participación en un intento de sedición y el lunes anunció que era fiel al rey Abdalá II.

Se logró una "solución dentro de la familia real", opinó Ahmed Awad, director del Centro Phenix de Estudios Económicos e Informáticos.

Pero "la verdadera crisis política no ha terminado y continuará" hasta "que no se emprendan reformas democráticas", sostuvo.