MOSCÚ Internacionales -  19 de noviembre 2014 - 08:15hs

Rusia advierte de un asalto militar en el este

El jefe de la política de Exteriores de Rusia dice que la decisión de Ucrania de congelar los pagos gubernamentales en los territorios en manos de los rebeldes en el este del país podría ser un indicio de un asalto militar.

Funcionarios ucranianos anunciaron a principios de este mes que congelarían los 2.600 millones de ayudas estatales a las áreas ahora en manos de los rebeldes, lo que podría empeorar la ya de por sí funesta situación económica en la región.

En una comparecencia ante el Parlamento, el ministro ruso de Exteriores, Sergey Lavrov, hizo públicas sus sospechas de que, haciendo eso, Kiev está "preparando el terreno para otra invasión para solucionar el problema por la fuerza".

Docenas de camiones blindados, artillería y otro armamento pesado fueron vistos desplazándose por zonas rebeldes en las últimas semanas, alimentando los temores de una reactivación de las hostilidades. A pesar del alto el fuego, civiles y combatientes siguen falleciendo en bombardeos diarios.

Temiendo una inminente escalada en las hostilidades, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, anunció a principios de mes el despliegue de tropas adicionales en el este para defender las ciudades que siguen bajo el control del gobierno.

La artillería pesada dañó esta semana una depuradora de agua que abastece a gran parte de Donetsk, la mayor ciudad en manos de los separatistas. La oficina del alcalde de Donetsk dijo en un comunicado el miércoles que la mayoría de los vecindarios no tenía agua corriente y el resto se destinaba a calefacción central.

En esta nota: