Milagros Córdoba

Dos chicos con pocos recursos le dan la espalda al delito. Proveniente del sector El Martillo, Román De la Espada es uno de ellos y nos reveló que enfrentó la muerte en 7 ocasiones; mientras que su compañero de ritmo, Ángel Santos, admite que también perteneció a pandillas y ahora se dedican a la música, cantando lírica social.