Demir quedó devastado al enterarse de la enfermedad que padece su hija Oyku.