Demir entró en desesperación al enterarse del fallo del juez, pues la custodia de Oyku le fue otorgada a su madre Asu.