Kathyria Caicedo

La vida del cantante puertorriqueño Tony Vega cambió desde 1996 cuando cambió sus prioridades y puso a Dios por delante de todo. El conocido "Salsero de los ojos verdes" está nuevamente en Panamá, pero ahora no para un concierto, sino para compartir su testimonio de vida.

Vega participará de una actividad en la Casa de Oración en Santa Elena, donde expondrá cómo durante un concierto Alex D' Castro le ofreció conocer al amigo que nunca falla.

Publicidad

Pese a que sigue trajando en el mundo secular, Vega sí cambió las letras que interpreta y se mantiene enfocado en la Iglesia, a la cual asiste toda su familia. Para mediados de mes, el salsero tendrá otra presentación en Panamá, pero esta vez sí será enteramente musical.

Publicidad