Música -  14 de noviembre 2013 - 15:15hs

La Rumorosa une tradición con música electrónica

MEXICO (AP) — María Inés Ochoa aprendió bastantes cosas de su madre, la intérprete de música popular mexicana Amparo Ochoa, que murió cuando ella era sólo una niña. Ahora hace brillar sus raíces en el colectivo La Rumorosa, con el que mezcla la música tradicional con ritmos electrónicos.

"Es un gran orgullo, no te voy a mentir, al principio fue difícil dedicarte a lo mismo que se dedicó tu madre, que ahora ya más que una cantante se ha vuelto un mito para mucha gente que la amaba", dijo Ochoa, de 30 años, en una entrevista reciente con The Associated Press.

Además de su voz privilegiada para la música tradicional, Amparo Ochoa se volvió famosa como representante del movimiento de la Nueva Canción de los años 70, con piezas de contenido social como "Amor en tiempos de guerra" y "Yo pienso que a mi pueblo".

"Creo que ella me heredó este gusto por una música consciente, una letra responsable, una canción comprometida y sobre todo comprometida contigo mismo. No es necesario llevarla al lado político, simplemente es comprometerte contigo", dijo María Inés. "Creo que esa es una de las enseñanzas más fuertes que me dio sin tener que estar ahí a mi lado".

Tras la muerte de su madre por cáncer de estómago, cuando ella tenía 7 años, Ochoa creció con sus tíos maternos en Culiacán, Sinaloa, en el norte de México. Su padre, el cineasta yucateco Jorge Amézquita, también falleció hace 8 años.

"Con mi padre tenía una relación muy unida, platicábamos mucho, nos enojábamos, nos regañábamos mutuamente", dijo la cantante, quien tiene un medio hermano de parte de su madre, Isaac, el cual le lleva 10 años.

María Inés ha compartido escenario con artistas que conocieron a su madre, como Óscar Chávez, Viola Trigo y Silvio Rodríguez, por lo que el giro electrónico con La Rumorosa, que se presentará el viernes en El Lunario del Auditorio Nacional de la Ciudad de México, sorprendió a quienes habían seguido su trayectoria.

"Cuando di este giro musical de repente dijeron, 'qué estás haciendo'. Bueno, estoy haciendo lo que siempre he hecho: hacer lo que se me pega la gana", dijo Ochoa. "Creo que siempre canto con consciencia y siempre estoy dispuesta a ofrecer mi corazón en el escenario, ya sea una letra de amor o una letra de revuelta social".

Ochoa fundó La Rumorosa junto con Javier López Miranda, quien llevó su voz entrenada para ritmos tradicionales al terreno electrónico. Actualmente están acompañados por músicos mexicanos, dominicanos y cubanos. "Somos una mezcla de talentos, de ritmos y de formas de pensar", dijo Ochoa.

Su repertorio, que incluye temas clásicos como "Deja que salga la luna" y "El gavilán", ha ido incorporando canciones inéditas y ritmos variados como banda sinaloense, cumbias y sones que se entretejen sobre ese fondo moderno.

"Nos hemos recargado mucho a la parte electrónica y el culpable es Javier, pero estamos muy contentos con los resultados", dijo Ochoa.

El colectivo eligió el nombre de La Rumorosa por su amor a una zona del mismo nombre en el norte mexicano, cercana a la frontera con Estados Unidos, que consideran agreste y bravía por igual.

"Cada vez que pasaba por ahí lo veía como una mujer enorme y fuerte, que dice: 'Yo soy mexicana aunque ustedes ahí estén a un lado. ¡Yo de aquí soy, y háganle como quieran!''', dijo Ochoa.

Esa imagen de una mujer valiente también se traslada a Ochoa, quien en sus videos y presentaciones luce piezas creadas por los diseñadores mexicanos de Malafacha y la marca argentina Rapsodia.

"Hemos ido creando poco a poco un estilo. Malafacha con todas sus loqueras y su forma tan maravillosa de hacer las cosas ... y Rapsodia, que tiene toques un poco más joviales y contemporáneos", dijo Ochoa, quien definió su imagen ideada por Jesuita Abraham, con la joyería del mexicano Gustavo Helguera, como una visón de una mujer "contemporánea, fuerte y con rasgos de nuestra tierra".

___

En internet:

http://larumorosa.mx/