La cantante JoJo

Showbiz

La cantante JoJo consiguió desligarse profesionalmente de su antigua discográfica, Blackground Records, en diciembre de 2013 tras una larga disputa legal para romper el contrato de siete años que firmó siendo menor y que la ligaba en exclusiva a la compañía.

Sin embargo, algo más de tres años después, parece que el sello sigue teniendo el control sobre los temas que la intérprete grabó bajo su tutela, o al menos eso cree ella, que lo acusa ahora de ser responsable de la repentina y misteriosa desaparición de su álbum debut tanto de Spotify como de iTunes.

Publicidad

"Mi antigua discográfica ha retirado mi música. Por desgracia, no tengo ningún tipo de control sobre lo que hacen o dejan de hacer", respondió contundente al mensaje de uno de sus seguidores en Twitter que le preguntaba por qué había borrado su primer álbum de la plataforma por excelencia de reproducción de música vía streaming.

A pesar de mostrarse visiblemente enfadada con la citada casa de discos, JoJo -nombre artístico de Joanna Levesque- no planea empezar otro proceso legal para hacerse de una manera u otra con los derechos de su música, tal y como dejo claro cuando otro internauta le animó a hacerlo.

"Supongo que habría algún modo de conseguirlo, probablemente. ¿Pero voy a centrarme en eso ahora? No. Prefiero dejar el pasado en el pasado. Rezaré para que un día vuelvan a poner mi música [en Spotify]", aseguró la artista de 26 años en un tono mucho menos beligerante y dejando claro que en estos momentos tiene la mirada puesta en el futuro.

Además del ya mencionado desacuerdo que los llevó a los juzgados, la intérprete de 'Too Little Too Late' tampoco ha tenido ningún reparo en denunciar públicamente el trato denigrante que supuestamente recibió por parte de Blackground Records, donde le habrían impuesto como condición para publicar su próximo álbum que perdiera peso y cambiara su imagen, lo que llevó a la entonces adolescente a someterse a peligrosos tratamientos para adelgazar.

"Esa es una de las cosas que accedí a hacer y que acabaron pasándome factura a nivel psicológico. Estaba sometida a mucha presión por la compañía con la que trabajaba antes, ellos querían que perdiera peso rápidamente. Así que me pusieron un nutricionista y él me dio suplementos alimenticios, me ponía inyecciones, que por lo visto era algo que hacían 'todas las chicas'... Era una forma de conseguir que tu cuerpo solo necesitara una cantidad específica de calorías al día. Yo consumía solo 500 calorías diarias. Es la cosa menos sana que he hecho en mi vida", revelaba hace unos años JoJo, quien tampoco ha ocultado que durante la década que pasó apartada de la escena musical vivió una etapa marcada por la depresión y el abuso del alcohol y otras sustancias.

Publicidad