Marta Sánchez

Showbiz

Tan pronto como empezó a difundirse, a través de la prensa y las redes sociales, el vídeo que retrataba a la cantante Marta Sánchez entonando su propia versión del himno de España en medio de uno de sus últimos conciertos en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, la opinión pública se dividió por completo a la hora de valorar la calidad artística de la composición y, sobre todo, lo adecuado o no de que la 'Marcha Granadera' contara a partir de ahora con una letra extraoficial que acentuara el sentimiento patriótico.

Mientras que políticos procedentes del centro-derecha como Albert Rivera y Mariano Rajoy no dudaron en felicitar públicamente a la estrella del pop por la sentida interpretación que ofreció de la canción sobre el escenario, muchas otras figuras de la política y la cultura criticaron abiertamente a la artista por escenificar, a su juicio, el amor que siente por su país a través de la grandilocuencia de sus epítetos, al tiempo que -según ellos- seguía pagando sus impuestos en Miami.

Publicidad

Pero de todas las valoraciones negativas que ha venido recibiendo la canción de la madrileña desde la semana pasada, la más destacada de todas es, de momento, la que le ha dirigido este lunes el cantante catalán Sergio Dalma, ya que además de afear su decisión de contribuir, en su opinión, a la tensión política que reina en el país a cuenta del choque entre los nacionalismos español y catalán, tampoco ha tenido reparo a la hora de dedicarle varios comentarios despectivos de índole personal y, sobre todo, acusarle de tratar de conseguir "publicidad" gratuita con su iniciativa.

"Con todos los respetos: se le ha ido la olla. Cuando la escuché, les dije a mis músicos que debíamos hacer ahora una versión roquera de 'Els Segadors' [himno de Cataluña]. Una tía como ella, con una de las mejores voces de este país y una carrera de 30 años... Qué necesidad tenía de hacer algo así, sabiendo además el momento tan delicado en que estamos en temas de nacionalismo", ha expresado el intérprete en conversación con el diario ABC para añadir a continuación: "Si lo que quería era publicidad, la verdad es que lo ha conseguido".

Por ahora, y fiel a su política de no prestar más atención de la necesaria a aquellas críticas que traten de hacerla "daño" -como explicaba al ser entrevistada el pasado jueves sobre el debate que había originado su himno-, es poco probable que Marta vaya a animarse a replicar a su compañero para defenderse de tales ataques, teniendo en cuenta, además, que la vocalista se encuentra todavía en Buenos Aires tras ofrecer este fin de semana un concierto en la ciudad junto a Pastora Soler y Vanesa Martín.

"Feliz de compartir con mis amigas y compañeras Pastora Soler y Vanesa Martín este festival, 'Únicas', en el maravilloso Teatro Colón y con su increíble orquesta. ¡Ahora nos vemos!", publicaba entusiasmada en su perfil de Instagram.

Publicidad