Dua Lipa en la gala de los Grammy de este domingo

SHOWBIZ

La popularización en la industria discográfica de la cultura asociada tradicionalmente a los raperos estadounidenses ha afectado tanto a la estética de las estrellas del pop más tradicional como a la temática de sus fiestas o videoclips.

El pasado fin de semana, por ejemplo, varios de los asistentes a la gala de los Grammy continuaron la celebración tras la entrega de premios en un club de striptease de Los Ángeles, que hasta ahora era un punto de encuentro habitual para las figuras de la escena rap y en el que acabaron dándose cita Rosalía, Lizzo, Lil Nas X y Dua Lipa.

Publicidad

Los vídeos de la velada que circulan por las redes sociales, varios de los cuales compartió la propia Lizzo en las Stories de su Instagram, han colocado a otra de las presentes, la intérprete de 'Don't Start Now', en una delicada posición debido a la manera en que el discurso feminista de sus canciones chocaría radicalmente en opinión de muchos con su presencia en un local de esas características, en el que por otra parte ella pareció pasárselo en grande.

En una de esas grabaciones se puede ver a Dua Lipa lanzando billetes a una mujer que hace twerking medio desnuda a sus pies o metiéndole un fajo de dólares en el tanga. A su lado se puede distinguir bailando por su cuenta a su buena amiga Rosalía, quien también ha recibido bastante críticas aunque en menor medida.

Como la mayoría de situaciones, esta polémica puede verse desde dos puntos de vista enfrentados: el de los detractores de ambas jóvenes, que consideran que estaban contribuyendo a perpetuar la representación de las mujeres como meros objetos de deseo sexual, y el de quienes opinan que, en realidad, también podría decirse que estaban defendiendo el derecho de esas strippers a ganarse la vida como les venga en gana sin ser juzgadas por ello.

Publicidad