Taryn Manning

SHOWBIZ

Parece que los fans de Britney Spears no son los únicos preocupados por su bienestar emocional ahora que se encuentra en plena batalla por recuperar ciertas parcelas de su independencia y revisar los términos de la tutela legal bajo la que vive desde hace más de una década, que en la práctica otorga el control sobre sus finanzas a su padre o, más recientemente, a su mánager.

La actriz Taryn Manning, que trabajó con la princesa del pop hace dieciocho años en la película 'Crossroads', ha compartido un mensaje en su perfil de Instagram en el que da a entender que ella también considera un tanto extraño que la cantante haya reducido en las últimas semanas su actividad en las redes sociales, donde antes solía publicar casi a diario.

Publicidad

"No estoy tratando de conseguir 'me gusta' ni nada por el estilo. Eso no me importa lo más mínimo. Estoy preocupada por mi amiga y compañera de reparto. A menudo dejamos que alguien se salga del buen camino y no nos molestamos en echar un vistazo para ver qué tal está. 'No me corresponde a mí, no es mi problema', es lo que nos decimos", reza parte del largo texto que eliminó horas después de publicarlo.

Parece que los motivos que han empujado a Taryn, más conocida por su trabajo en la serie 'Orange is the New Black', a romper su silencio acerca de la famosa artista ha sido la insistencia de cierto sector de su base de seguidores: "A todos los que os ponéis en contacto conmigo a diario, ¡por fin os escucho! Y nos preocupamos [por ella]. Seguid hablando, ángeles, este es vuestro espacio. No lograrán intimidarnos. Ella es mi prioridad. Os quiero".

Taryn había etiquetado inicialmente en la publicación a la propia Britney, que por su parte está muy ocupada promocionando la nueva exposición que ha organizado en Los Ángeles y que ofrece un recorrido muy exhaustivo a toda su carrera.

Lo más probable es que la aludida ignore por completo este comentario, al igual que hizo con la campaña #FreeBritney que se puso en marcha en la esfera virtual después de que algunos de sus seguidores dieran por sentado que había ingresado en una clínica de salud mental a principios del año pasado en contra de su voluntad y no para recuperarse del estresante período que había vivido por culpa de la enfermedad que padecía su padre.

Publicidad