MADRID Música - 

Los coros de Eurovisión 2021 podrán ir grabados por primera vez

Madrid, 19 jun (EFE).- Los organizadores de Eurovisión 2021 han anunciado este jueves cambios en las bases que permitan modificar el formato del próximo año si fuese necesario para asegurar su celebración, entre los que se encuentra la posibilidad de que los coros por primera vez vayan grabados y no en vivo.,El objetivo detrás de este cambio, explican en nota de prensa, es "ofrecer a los participantes la posibilidad de explorar nuevas ideas creativas, viajar con delegaciones más pequeñas y reduc

Los organizadores de Eurovisión 2021 han anunciado este jueves cambios en las bases que permitan modificar el formato del próximo año si fuese necesario para asegurar su celebración, entre los que se encuentra la posibilidad de que los coros por primera vez vayan grabados y no en vivo.

El objetivo detrás de este cambio, explican en nota de prensa, es "ofrecer a los participantes la posibilidad de explorar nuevas ideas creativas, viajar con delegaciones más pequeñas y reducir las complejidades técnicas a la emisora anfitriona".

Alegan asimismo que permitirá que el resultado final que llegue a los telespectadores sea más fiel a la composición original y "asegura que el concurso se adapte a estos tiempos".

El uso de coros grabados previamente será opcional, de manera que las delegaciones de cada país podrán decidir si utilizan esta posibilidad, si mantienen las voces de acompañamiento en vivo o si se combinan ambos formatos, lo cual también estará permitido.

Ahora bien, la pista de acompañamiento no podrá contener voces principales, ni cualquier otra voz que tenga como propósito "reemplazar o ayudar indebidamente" al intérprete de la canción durante la actuación en el festival.

Hasta el momento era obligatorio que todas las voces, tanto las de los cantantes protagonistas como las de los coros, fuesen en directo durante las actuaciones de Eurovisión.

El cambio, pensado en principio solo para la edición de 2021 a modo de prueba, retrotrae a otra importante modificación musical que llegó para quedarse: la eliminación definitiva de las orquestas e instrumentos en vivo a partir de 2004.

Esta decisión fue fruto de una larga evolución: a partir de 1973 se empezó a dar cabida al uso de pistas de fondo, si bien es cierto que hasta 1997 todos los instrumentos que se hubiesen utilizado para su grabación debían presentarse en el escenario, aunque no sonaran en directo.

Dos años después las reglas volvieron a ser modificadas, de manera que el país anfitrión ya no estaba obligado a contratar una orquesta. Israel, el organizador de esa edición, usó su prerrogativa para ahorrar costes y aquella fue la primera vez que en el festival toda la instrumentación fue grabada, instaurándose una nueva tradición sin orquestas que perdura hasta hoy.

"Tenemos que adaptarnos, incluso aunque, como preferimos, seamos capaces de volver con el plan A, el del concurso como lo conocemos y amamos, en un auditorio rebosante de fans y delegaciones", han justificado los organizadores tras el último cambio significativo en las bases.

En esta nota: