ITALIA Música -  4 de marzo 2021 - 11:02hs

Sin público y con lágrimas arrancó el festival de San Remo de la pandemia

El popular festival de la música ligera de San Remo, el rito anual que cautiva a millones de italianos pese a sus polémicas y extravagancias, este año se celebra en un clima diferente, sin público por el coronavirus.

El certamen, que fue visto el martes por casi 9 millones de espectadores, arrancó con un mes de retraso debido a la pandemia.

El festival dura cinco días, y el sábado anunciará su ganador, que representará a Italia en Eurovisión 2021.

Desde el Teatro Ariston de San Remo, la 71ª edición del festival se convirtió ante todo en un espectáculo televisivo, con aplausos grabados, en una sala vacía, sin el habitual público de invitados y celebridades.

La clásica mezcla de estrellas conocidas y nuevas de la música ligera, con sus estilos tan heterogéneos, transmitida en directo por la televisión pública (RAI), tiene la tarea de seducir a los italianos, obligados a permanecer en sus casas desde las 22H00 hora local por el toque de queda.

Dominado por los trajes firmados por grandes diseñadores de la moda, el festival brilla por las plumas, joyas y detalles kitsch como las lágrimas de sangre que portaba en las mejillas el rapero Achille Lauro.

El certamen ha tenido que adecuarse a un año negro, con el mundo de la música en crisis, sin conciertos ni giras y los músicos confinados en sus casas.

"Este es un año inédito. Estamos aquí como un llamado para que los músicos volvamos a trabajar", explicó el director de orquesta Leonardo De Amicis.

Debido a las disposiciones anti-covid, el cantante pop-rap Irama no podrá exhibirse este miércoles desde el teatro y en directo debido a que dos colaboradores resultaron positivos a las pruebas de coronavirus y va a tener que participar en la competición con un video rodado durante los ensayos.

Creado en 1951, parte del patrimonio cultural italiano, el festival es conocido en América Latina, donde algunos de sus vencedores, como Laura Pausini y Eros Ramazzotti, alcanzaron enorme fama.

Y casi 30 años después de su debut, Laura Pausini, premiada esta semana con el Globo de Oro en la categoría de mejor canción original para el filme con Sofia Loren "Io si', regresa a San Remo por la puerta grande con el deseo de reactivar un sector duramente golpeado.

"San Remo 2021 es el festival de todos y para todos, porque la música no genera diferencias y une nuestro país", dijo en un tuit Stefano Coletta, director del canal 1 de la RAI.

El festival, que impone desde hace medio siglo a los concursantes que presenten una canción inédita, se ha convertido en una mina para descubrir nuevos talentos y a la vez un desafío para los artistas consagrados, obligados a someterse al implacable juicio del voto del público y los periodistas.

Este año, en total participan 26 artistas en la categoría Campeones y ocho en la llamada Nuevas Promesas.