Tanto doctores como administrativos y pacientes han sido sometidos por asaltantes.

Denise Lara

Personal administrativo y médico de un centro de salud ubicado en Valle Urracá, decidió suspender sus labores la mañana de este jueves, con el fin de llamar la atención de autoridades y exigirles soluciones ante la inseguridad que rodea el área donde está ubicado.

El personal, que en varias ocasiones ha sido víctima de asaltos, sugiere ser trasladado a otro centro a fin de evitar que sigan las amenazas hacia ellos.

Publicidad

Publicidad