Computadoras portátiles, reproductores multimedia, viáticos y más fue parte del botín que dos personas lograron llevarse de las habitaciones del hotel, donde se hospeda el equipo de Costa Rica, que se encuentra en Panamá para participar de la Copa Centroamericana.