Actualmente, la Caja de Seguro Social y el Ministerio de Salud son las entidades que se encargan de ofrecer los servicios de salud a los panameños, cada uno con estructuras y personal independientes, sin embargo eso podría cambiar.