Panamá Nacionales - 

Especialista: Panamá tiene bases para mejorar atención a niñez

Panamá ( EFE ). La especialista peruana en temas de primera infancia Gaby Fujimoto dijo este miércoles que Panamá tiene una "buena base" de programas para mejorar la atención a la niñez, aunque resaltó la necesidad de que se involucre en los mismos a todos los sectores de la sociedad.

Fujimoto, que visita Panamá para promover la adopción de la estrategia de atención a la primera infancia (0 a 6 años), reconoció que es " un gran desafío " para cualquier país unificar criterios entre todos los sectores a fin de reorientar recursos hacia los más pequeños.

En rueda de prensa, la especialista peruana recordó que el premio Nobel de Economía en 2000 James Heckman, demostró que la inversión en la primera infancia tiene una elevada tasa de retorno.

Según Heckman, por cada dólar invertido en la primera infancia el retorno a la economía es de entre 4 a 7 dólares, dependiendo de la condición del beneficiado.

Fujimoto destacó que, en la situación actual de la familia, con una alta tasa de divorcio, el papel clave lo tienen la madre, los abuelos o los hermanos mayores, pues el infante siempre necesita un referente.

" Hay que rodear de amor al niño " e impulsar los programas que permitan mejorar las condiciones de su entorno, pues " el infante, independientemente de su condición económica, tiene el mismo potencial para desarrollarse que otro en mejor posición ".

Los problemas surgen cuando hay ausencia de interrelación, falta de comunicación, de afecto y desconocimiento del potencial de los infantes, por ello se debe hacer el esfuerzo de invertir en ellos, de informar lo importante que es que el niño ingrese a la educación desde temprana edad, resaltó la experta.

Fujimoto explicó que ha encontrado en Panamá una buena base de trabajo porque el gobierno ha preparado programas para la primera infancia, como el llamado Programa de Atención Integral a la Primera Infancia (PAIPI), así como también otros dirigidos a los adolescentes y a las personas más desposeídas, lo cual "es un buen signo".

En Panamá la población de niños de 0 a 6 años es de 387.702 (51 % varones) y representa el 11,4 % del total de panameños, según el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC).

De esos niños, el 19,1 % de los menores de 5 años sufre desnutrición crónica, solo el 3 % de los menores de 3 años asiste a centros especializados de atención integral, y el 36,7 % no asisten a la educación preescolar, según cifras oficiales del INEC y del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Durante la visita de cuatro días a Panamá, que inició el martes, Fujimoto expondrá a los jefes de presupuesto del sector público, líderes del sector privado, políticos de todos los partidos, autoridades de educación y periodistas sobre los beneficios que para un país representa invertir recursos a la primera infancia.

El Gobierno panameño, con apoyo de la Unicef, ha diseñado un plan de atención para la primera infancia, que aspira se convierta en una política de Estado que trascienda las administraciones públicas para asegurar su ejecución en las próximas décadas.

De acuerdo con documentos suministrados por la Unicef, el segmento de primera infancia más urgido de atención es el de las niñas indígenas panameñas, en cuyas comunidades la pobreza alcanza el 90 %, mientras en el resto del país es del 40% en promedio.

Solo en costos de atención a la desnutrición, Panamá dedica el equivalente al 2 % de su producto interno bruto (PIB).

En el 2011, el PIB panameño superó los 20.000 millones de dólares a precios constantes, según los datos oficiales.

Según la Unicef, si los niños aumentan un año de asistencia a la escuela, en promedio, el país se beneficiará con un incremento del PIB del 3 al 6 %, y si es de dos años el aumento será de entre 10 y 15 % a largo plazo.