Especiales: Un trasplante y la diálisis son las únicas maneras para tratar o controlar la insuficiencia renal, una enfermedad provocada por la incapacidad de los riñones para filtrar toxinas y otras sustancias.