ARMANDO APARICIO

La restricción en el uso de aires acondicionados inició puntual a las 11 de la mañana en el Registro Público, donde muchos hacían sus trámites pero el ambiente se mantenía fresco, pasados los minutos, los funcionarios ya sentían el calor incesante del mediodía, mientras se analizan otras medidas.