Viola Guevara Gallimore

Voceros de la Comarca Ngabe Buglé denunciaron este sábado afectaciones tras el inicio de llenado del embalse del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco, acción que comenzó desde el pasado 24 de mayo. Afirman que el nivel del agua ya comenzó a sobrepasar los límites de las tierras comarcales.

Liborio Miranda, dirigente del Congreso General Ngabe Buglé, confirmó a Telemetro.com que el agua ha alcanzado las comunidades de Palomar, Cañazas, Kiá, afectándose casas, productos agrícolas, árboles y fauna.

Publicidad

Miranda dijo además que se ha afectado la arqueología y petroglifos históricos del lugar. Por esta razón, indígenas continúan con las acciones de protesta, anunciando que ya se cerró nuevamente el área de Norteño, Gualaquita y Chiriquí Grande. Podrían cerrar en Quebrada Plátano, Renacimiento y Pueblo Nuevo.

La Autoridad de Servicios Públicos (ASEP) anunció el pasado domingo que esta semana iniciará el proceso de llenado en la hidroeléctrica Barro Blanco, como parte de pruebas de la obra, asegurando que esto no significa el inicio de operaciones de la planta, el proceso será hasta el 3 de agosto. La medida molestó a indígenas, quienes señalan que se han violado los acuerdos pactados con el Gobierno en agosto del 2015.

Información suministrada por ASEP revela que el nivel máximo será de 103 metros sobre el nivel del mar, y que en ese punto se producirá un espejo de 250 hectáreas, de las cuales 6 abarcan áreas fuera de la Comarca.

Publicidad