Óscar Sánchez

Para pagar mandas o penitencias, dar gracias por favores concedido, entregar sus ofrendas o para hacer alguna petición al milagroso Cristo Negro de Portobelo o Nazareno, cientos de feligreses continúan llegando este viernes a la Iglesia de San Felipe.