Rolando David Delgado

Con mucha emoción, cerca de 800 atletas despidieron los terceros juegos latinoamericanos de las Olimpiadas Especiales, de los que Panamá fue el anfitrión. En este acto que unió a la familia, participaron unos 4,500 voluntarios.