Panamá Nacionales -  5 de julio 2017 - 18:26hs

Exfiscal español alerta riesgo de que corrupción se torne sistémica en Panamá

Panamá "corre el riesgo" de que la corrupción "se vuelva sistémica" si no se cambia su "dependencia" del Ejecutivo, que nombra al fiscal general y a los jueces de la Corte Suprema de Justicia, alertó hoy el exfiscal anticorrupción español Pedro Horrach.

Ante ese peligro, Horrach, en un encuentro con periodistas en la capital panameña, les animó a "criticar las deficiencias del sistema".

Horrach, que durante 25 años fue fiscal en Islas Baleares, dijo que " la prensa panameña debería ir un poco más allá y criticar las deficiencias del sistema que impiden que sea eficaz y salgan a la luz datos de personas de alto perfil en acciones corruptas ".

Señaló que en Panamá " la corrupción está a punto de convertirse en sistémica, no ocasional, y hay que impedir que se integre al Estado ".

El poder Judicial, dijo, " no puede estar supeditado al Ejecutivo, ni los medios sujetos al poder político ".

" Mientras el Judicial esté supeditado al Ejecutivo no hay justicia posible ", enfatizó.

En Panamá la ley otorga al Presidente del país la facultad de designar al fiscal general y a los magistrados de la Corte Suprema, quienes deben ser ratificados por el Parlamento.

De parte de los fiscales, señaló Horrach, se requiere "acciones duras y contundentes con autonomía", para lograr "la confianza de los ciudadanos" y así obtener colaboración.

Además, como en Baleares, en Panamá también "todos se conocen", al ser pequeña la población, "por lo que obliga a hacer un esfuerzo mayor" de independencia.

También consideró que si los funcionarios son nombrados "por sus méritos" y "hay instituciones sólidas" que no dependen de los vaivenes políticos, es posible tener investigaciones fuertes contra funcionarios corruptos.

Horrach dijo sobre los "acuerdos de delación premiada" que son útiles "mientras no sea usada para darle impunidad a quien el Ejecutivo quiere".

Aclaró que en España delación premiada "no existe, sino la negociación con el imputado para que nos diga quién es el más alto responsable político detrás del delito" a cambio de una rebaja de pena, pero será igualmente sancionado.

"Pasos cortos, vista larga y mucha mala ostia", resumió el exfiscal, es lo que se necesita para llevar adelante una investigación con éxito.

Consultado sobre el caso Odebrecht dijo que "es la corrupción llevada al máximo extremo, parece que su negocio, además de las obras, era instalar políticos en su esquema de corrupción pura y dura".

"Confío en que los medios sean conscientes del poder que tienen de condicionar hasta las decisiones judiciales, es necesario hacer una autocrítica", añadió, al citar su experiencia de "amor y odio" en torno al "caso Nóos" en Baleares, en el que se condenó a Iñaki Urdangarín, esposo de la hermana del rey de España, por corrupción.

"Al final el tiempo se encargó de poner las cosas en su sitio, pero cómo demora", expresó, y reconoció que en ese asunto, por ser tan mediático, antes del juicio ya "estaba condenado" Urdangarín por "el juicio paralelo que se hizo en los medios".

Horrach reveló que se encuentra en Panamá no solo para impartir esta semana conferencias, sino también como asesor en un caso a solicitud de un empresario panameño, Lincoln García, sobre el presunto fraude desde la Zona Libre de Colón con repuestos "reetiquetados" de la marca japonesa Suzuki que llegan a Cuba, "con la finalidad de presentar una demanda en España, Japón y Panamá".

La Zona Libre de Colón "es un gran bien para la prosperidad de Panamá", pero también "un gran foco de fraude y evasión", lamentó, por lo que denunciará "la competencia desleal" que se comete.

"En Cuba no tengo garantía de dónde presentarla", expresó.

En esta nota: