Catherine Perea

El abogado Rosendo Rivera, querellante en el caso pinchazos, aseguró que el testigo en este caso no acusó a nadie en su declaración.

Actualmente, se lleva a cabo una audiencia ordinaria contra los exdirectores del Consejo Nacional de Seguridad, Gustavo Pérez y Alejandro Garúz por este caso. Jaime Agrazal, exagente de seguridad, incriminó a ambos exfuncionarios, sin embargo, luego dijo que había sido obligado a decir eso.

Publicidad

Rivera recordó que el proceso inició en julio de 2014 con participación de testigo protegido y datos que dieron con hallazgo de un sin número de panameños que habían sido intervenidos.

Posteriormente, en enero de 2015, Agrazal rindió su declaración, pero, Rivera aseguró que en su declaración no acusa a nadie, y simplemente narró hechos que se dieron durante su estadia en el Consejo de Seguridad.

Por ejemplo, el abogado dijo que al exagente se le hicieron preguntas como quénes eran los secretarios mientras el laboró en el Consejo, a lo que él respondió: Julio Moltó, Gustavo Pérez y Alejandro Garúz; hecho que indicó Rivera es un hecho cierto.

Este jueves, el Secretario del Consejo de Seguridad, Rolando López rechazó las versiones del testigo en la que involucró a miembros de esa institución.

Ricauter González, fiscal en este caso, solicitó sentencia condenatoria contra Pérez y Garúz.

Publicidad