Odalis Núñez

La presidenta de la Asamblea Nacional, diputada Yanibel Ábrego brindó este miércoles su último informe para la segunda legislatura del Quinto Período de Sesiones Ordinarias de la Asamblea Nacional cuestionado las acciones de fiscalización que ejecuta la Contraloría General de la República de Panamá en ese Órgano del Estado.

Durante su discurso, Ábrego reiteró que el Hemiciclo Legislativo no se opone a ser auditado o fiscalizado, pero exige que se dé de forma objetiva e imparcial, cumpliendo con la Ley Orgánica, las leyes de la República y la Constitución.

Publicidad

Señaló que que por primera vez han observado "una Contraloría jugando un rol de investigador de delitos, cuando sus funciones se enmarcan en estricto derecho a garantizar el buen uso de los recursos del Estado y a poner en conocimiento de las autoridades competentes cualquier lesión patrimonial”.

Abregó manifestó que no es función de esa institución "coadministrar otras instituciones e impedir el funcionamiento; ni expresar conclusiones sobre hechos que deben ser competencia de aquellas instancias que establece la ley...la Asamblea Nacional es el espejo de nuestra democracia, conformada por líderes elegidos por el pueblo, líderes de partidos y de comunidades. Y pese a los errores que cometan algunos, humildemente pienso que debilitar a la Asamblea es debilitar a la democracia".

Recordó que a seis meses de la instalación de un nuevo Gobierno, el país enfrenta grandes retos que se dejan para las nuevas autoridades electas como: el problema del sistema de salud, y lo relativo al Seguro Social; la grave situación del sector agropecuario; la creciente deuda externa; la baja calidad de la educación panameña y sus problemas de infraestructura; la inseguridad social que aumenta la violencia en nuestras calles y barrios; el aumento del desempleo; los problemas de la migración; el aumento de la desigualdad y el alto costo de la vida; el transporte y finalmente, la necesidad de una nueva constitución.

En ese sentido, hizo un llamado a una gran Concertación Nacional, con la participación y desprendimiento de todos y todas, con mentalidad proactiva, alejados de los intereses económicos y políticos, pero unidos en la solución de estos grandes temas.

Informó que a partir de mañana 3 de enero, retomarán la discusión del Código de Procedimiento Tributario y la Ley que Penaliza la Evasión Fiscal, que considera “son exigencias de organismos internacionales, no nos impide ajustarla a los mejores intereses del país”.

En cuanto a la ratificación de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), señaló que así como es facultad del Órgano Ejecutivo la designación, es también facultad de la Asamblea ratificarlos o no, “es la decisión soberana de los que fuimos electos para hacerlo”.

De acuerdo con el informe, la jefa del Legislativo manifestó que durante las tres legislaturas pasadas, se aprobaron 144 proyectos en tercer debate, se realizaron 191 sesiones en el pleno, se aprobaron 12 nombramientos y ratificaciones, se ordenaron 39 citaciones o comparecencias.

Asimismo, se realizaron 176 vistas presupuestarias, se otorgaron 28 créditos extraordinarios y finalmente, se aprobaron 546 traslados de partidas.

Tras cerrar el período de sesiones que estuvo marcado por diferencias con el Órgano Ejecutivo, los diputados inician la segunda legislatura con temas pendientes como la ratificación de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el debate sobre el proyecto de ley que penaliza la evasión fiscal.

Publicidad