Milagros Córdoba

Los delitos sexuales y el maltrato contra los menores de edad siguen latentes en la población panameña.