Odalis Núñez

Rolando Mirones, ministro designado de Seguridad Pública informó este jueves que revisará el programa bilateral de "flujo controlado", que lleva adelante Panamá con la finalidad de garantizar la atención humanitaria al migrante.

"Se deberá revisar el flujo controlado, evidentemente nosotros no podemos detener eso de un día para otro, si hay cambios serán avisados ya que Panamá tiene que cumplir con su obligación en materia de comunidad internacional”, dijo Mirones.

Publicidad

La actual administración del presidente de la República, Juan Carlos Varela autorizó durante su gestión el “flujo controlado” de migrantes por Darién, como una medida para evitar la entrada masiva de personas por la frontera con Colombia.

Mirones indicó “no se trata de migración legal, es migración ilegal ya que muchos llegan sin documentos, incluso llegan personas que vienen de otros continentes generalmente con destinos a Estados Unidos ya que Panamá, es un país de tránsito”.

Expresó que en las reuniones de transición institucional entre las autoridades salientes y los ministros designados por el presidente electo, Laurentino Cortizo se les ha informado de la “organización que llevana con los migrantes”.

Dejó claro que Panamá quiere escuchar las propuestas de EE.UU. frente a la crisis migratoria que afecta su frontera sur.

En los flujos y movimientos de personas de varias nacionalidades se aplican controles sanitarios y de seguridad, además de indicarles la responsabilidad que deben tener al ser dirigidos por un Gobierno, y que no son parte de una red de tráfico de seres humanos.

En los últimos meses Panamá ha tenido que gestionar el paso de migrantes irregulares, desde Cuba, Haití, África, Camerún y Etiopía, que llegaron a pie y buscan pasar por la frontera de Costa Rica para seguir rumbo al norte del continente americano.

Publicidad