Milagros Córdoba

Melanie Smith, de 25 años descubrió, cuatro años después de haber tenido a su hija mediante cesárea en el Hospital Santo Tomás, que le habían dejado una pinza en su abdomen.