Catherine E. Perea

La Conferencia Episcopal Panameña (CEP) dijo que la Iglesia Católica ha perdurado y perdurará a pesar de la fragilidad y los pecados de sus miembros.

El pronunciamiento de la CEP surge luego de que trascendió que la Arquidiócesis de Panamá comunicó que los sacerdotes Rogelio Topin, Orlando Rivera y Karl Madrid fueron separados por conductas inapropiadas y escandalosas.

Publicidad

Nuestra Iglesia es Santa porque ha sido instituida por Jesucristo; y pecadora, porque está formada por hombres y mujeres pecadores”, manifestó la CEP haciendo cita a palabras del Papa Francisco.

La Arquidiócesis de Panamá indicó que hasta el momento no ha sido informada de que exista acusación contra los presbíteros, sin embargo se tomó la decisión de separarlos.

En un vídeo que circula en las redes sociales con el título, se muestran imágenes de un joven extranjero con uno de los sacerdotes. Además, mensajes de texto a través de la aplicación WhatsApp, en el cual se observan lugares, nombres y direcciones.

Publicidad