Teiga Castrellón

Ante el inminente aumento de las aves rapaces migratorias que sobrevolarán los cielos panameños durante los meses de octubre y noviembre, Tocumen S.A. toma acciones con el fin de evitar situaciones de riesgos para las aeronaves que despegarán y aterrizarán en nuestro aeropuerto internacional.

"A través del Departamento de Control de Fauna de Tocumen S.A., se realizan acciones de prevención con el objetivo de comunicar oportunamente la presencia de aves en las áreas próximas a la terminal aérea y así evitar incidentes", explica en un comunicado Tocumen S.A.

Publicidad

Entre las medidas de prevención que implementa este Departamento al momento de observar concentraciones de pájaros, está el uso de equipos pirotécnicos para persuadirlas a agilizar el paso y que asciendan a alturas mayores, donde no representen un riesgo para los aterrizajes y despegues de las aeronaves.

El comunicado de esta aeroterminal explica, además, que desde el 2015 cuentan con la red de advertencia temprana para la comunicación al Centro de Gestión, Autoridad de Aeronáutica Civil, Aerolíneas y “Handlers” (empresas que brindan apoyo a las aerolíneas), sobre los movimientos migratorios.

"El año pasado el Departamento de Fauna del AITSA contabilizó el paso de 147,907 aves migratorias entre las que destacaron cinco especies: Golondrina tijereta (rustica), golondrina arenera (Riparia riparia), elanio de Missippi (Ictinia mississippiensis), gavilán de Swainson (Buteo swainsoni) y el gallinazo cabecirrrojo (Cathartes aura)", señala el comunicado, que además revela que estas aves emigran desde el norte buscando tierras más cálidas.

Tocumen finaliza indicando que la migración de aves es un evento natural que no se puede evitar y durante este periodo se incrementan los reportes de incidentes de aves con aeronaves; siendo también probable que ocurra durante la noche con otras aves migratorias como patos, en diferentes sectores de los aeropuertos.

Publicidad