Milagros Córdoba

Mientras los diputados defienden la entrega de jamones, otro sector de la sociedad civil lo ve como "maleantería política" o clientelismo y piden a los funcionarios a hacer un mejor manejo de los fondos públicos.