Panamá Nacionales -  8 de enero 2020 - 10:05hs

Gobierno atribuye masacre en la cárcel La Joyita a deficiencias en el sistema

Durante el Consejo de Gabinete desarrollado este martes, se dio a conocer el informe elaborado por el ministro de Seguridad (Minseg), Rolando Mirones, y el ministro de Gobierno (Mingob), Carlos Romero, sobre la reyerta en el centro penitenciario La Joyita atribuyendo la masacre a las deficiencias en el sistema.

 Embed      

Aclararon que el saldo fue de 13 y no de 15 muertos y 14 heridos.

En este informe, que fue solicitado por el mandatario Laurentino Cortizo tras la masacre, se mencionan las posibles causas y las acciones que se tomarán tras el hecho de sangre.

 Embed      

Deficiencias: De acuerdo con Mirones, los terrenos donde se encuentra La Joyita fueron en el pasado una base militar, por lo que no son instalaciones carcelarias.

Desde el 1996 el personal que trabajaba en la cárcel La Modelo se trasladó a estos centros que debieron ser temporales, pero que desde hace 24 años se ha mantenido en funcionamiento. "No hay instalaciones de cárceles, salvo la Nueva Joya", manifestó.

En La Joyita hay 14 pabellones, que no están necesariamente en numeración corrida, de esos pabellones, dos son custodiados por custodios del Sistema Penitenciario y los demás de manera interna y externa, por unidades de la Policía Nacional.

Esto debido a la ausencia de personal del Mingob, dado que solo son 700 custodios activos a nivel nacional, por lo que la responsabilidad es compartida.

 Embed      

Según indicó el Ministro de Seguridad, el director del centro penitenciario debe presentar informes mensuales del mismo y los miembros de la fuerza publica que estén asignados a las cárceles, deben acatar las normas del director; es decir los policías responden al director del centro penitenciario, quien es la máxima autoridad del penal y debe supervisar la adecuada utilización de los recursos.

En los primeros 6 meses de la actual administración, en La Joyita se encontraron estructuras con falta de inversión, cercas perimetrales no adecuadas o inexistentes, torres de vigilancias caídas o que no permiten el uso seguro de las autoridades, por estar corroídas, y pabellones inadecuados para el centro penitenciario.

"La función superior del centro penitenciario que es rehabilitar, no se puede desarrollar de la manera adecuada sin las instalaciones necesarias", sostuvo Mirones.

Agregó que hay problemas de luminarias, eléctricos, la cárcel carece de un sistema de videovigilancia. Tampoco existen arcos de detección de metales, no existen escáneres, y toda la revisión que se hace es manual, por lo que no son las más adecuadas para el trato de un ser humano, e inexistencia de sistemas operativos de bloqueo de señales por lo que se dan comunicaciones desde las cárceles.

Asimismo, hay malas carreteras para realizar patrullajes en el área.

Adicional, se están construyendo urbanizaciones precaristas cercas de las cárceles. "Hay personas que salen de cumplir una pena e invaden áreas cercanas del penal para participar en el trasiego de materiales prohibidos al penal", señaló.

Dijo que para solucionar estas falencias, se requieren de millones de dólares por tantos años de degeneración.

Explicó que desde julio de 2019, se realizaron más de 155 operativos de requisa en los centros penitenciarios, cinco fueron producto de informes de la policía, de las cuales dos fueron en el pabellón 14, donde las armas largas estaban en cavidades desarrolladas por los internos.

En el pabellón 14, donde se dieron los hechos de sangre, hay 564 detenidos, quienes son vigilados por un policía.

Mirones agregó que que esas cavidades pudieron abrirse durante actividades religiosas en las que se generaban mucho ruido.

Posibles responsables: Por su parte, Romero dijo que contra el director y subdirector del centro penitenciario , Walter Hernández y Luis Gordón, quienes fueron separados del cargo, no se encontraron elementos de prueba.

Igualmente, no se encuentran elementos de prueba en el procedimiento administrativo a :

Javier Carter, Jefe de Seguridad interno de La Joyita Ismael Argüelles, subcomisionado y jefe penitenciario José Vidal Franco Calderón, subcomisionado Los comisionados José Melamed y Alberto Correa Alberto Pino, cabo primero Alexandra Vence fue destituida del cargo por incumplimiento de sus labores.

Entre los fallecidos no hubo custodios, ni policías, quienes fueron cuestionados por presuntamente permitir el ingreso de armas de fuego y punzocortantes al centro penitenciario, por lo que surgió la propuesta de crear el Servicio de Seguridad Penitenciaria (SSP), para sacar a la Policía Nacional de las cárceles de Panamá.

Por su parte, los privados de libertad responsables de realizar los disparos ya fueron identificados.

Además, seis policías están bajo investigación por este hecho.

FUENTE: Linda Batista

En esta nota: