José Iván Ramos

Las autoridades anuncian mano dura contra las pandillas, pero advierten que la violencia es un problema integral de la sociedad panameña.