Las estructuras del Instituto Comercial Bolívar y la Escuela República de Venezuela continúan en total abandono.