Astrid Carreño

El crimen de un hombre vuelve a generar preocupación entre comerciantes y residentes del sector fronterizo entre Panamá y Costa Rica.