Proyecto busca que etiquetado en productos alimenticios sensitivos sea obligatorio

Catherine E. Perea

El ministro de Comercio e Industrias, Ramón Martínez, presentó ante el Pleno de la Asamblea Nacional (AN) el proyecto que busca implementar la colocación obligatoria de etiquetas, en vez de letreros, en los anaqueles de los locales comerciales que se dediquen a la venta de Productos Alimenticios Sensitivos (PAS).

Publicidad

Se trata de un proyecto de ley que subroga la Ley 113 de 2019 “Que establece el uso obligatorio de letreros que identifiquen la procedencia del producto alimenticio”.

La iniciativa señala que los mercados, supermercados, abarroterías, tiendas y demás establecimientos comerciales de venta de PAS, deben colocar etiquetas “legibles y visibles” en donde se indique si el producto es nacional o importado.

En caso de que el producto sea importado, la etiqueta debe decir, además, el nombre del producto y su origen en idioma español.

También comprende el uso de etiquetas para distinguir los productos sensitivos, sucedáneos o de imitación de los productos originales, los cuales deberán colocarse de forma separada en los anaqueles.

Martínez dijo que el proyecto busca garantizar el acceso a la información a la que tienen derecho los consumidores.

Las modificaciones propuestas por el MICI también facultan a la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) para imponer multas y sanciones a los comercios que incumplan con lo establecido.

En Panamá se consideran productos sensitivos la carne de gallo y gallina, la carne de cerdo y sus productos derivados (costillas de cerdo, las chuletas de cerdo, el jamón cocido, el jamón picnic, el jamón curado, las paletas y los trozos de paleta, los preparados de cerdo y las jamonadas de cerdo), la leche y otros productos lácteos (leche fluida, leche en polvo, leche evaporada, leche condensada, cuajada, quesos yogurt, entre otros), la carne de bovino, despojos comestibles de bovino y preparaciones de carne de la especie bovina.

Igualmente, el arroz, el maíz, los porotos, los tomates, el café tostado, el azúcar de caña, las papas y las cebollas (ambas tanto frescas como refrigeradas).

Publicidad