Panamá Nacionales -  22 de marzo 2020 - 18:12hs

Tabaquismo, un factor de riesgo ante contagio de coronavirus

El nuevo coronavirus ha matado a más de 10 mil personas a nivel mundial. Se ha dado a conocer que quienes tienen más probabilidades morir a causa del virus son las personas mayores de 60 años y aquellos con enfermedades crónicas. Sin embargo, muchos fumadores desconocen que están dentro del grupo de personas en riesgo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cada año más de ocho millones de personas fallecen a causa del tabaco y alrededor de 1,2 millones de estas muertes corresponden a fumadores pasivos, que son aquellos expuestos al humo del tabaco ajeno.

Ante esto, el doctor y director del Instituto Conmemorativo Gorgas de Panamá, Juan Miguel Pascale señaló que el “tabaquismo es un factor de riesgo para el coronavirus”, sin importar que el consumidor tenga menos de 60 años.

El humo afecta el sistema pulmonar de quienes fuman. “Los jóvenes que alimentan artificialmente sus pulmones corren mucho riesgo con el COVID-19... el tabaco afecta la respuesta inmune a nivel de las mucosas”, sostuvo el especialista de Neumología, Temístocles Díaz.

La OMS explica que :

En los adultos, el humo ajeno ocasiona graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, como coronariopatías y cáncer de pulmón, aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante y causa complicaciones del embarazo y bajo peso del recién nacido. Casi la mitad de los niños respiran habitualmente aire contaminado por humo de tabaco en los lugares públicos. El humo de tabaco ajeno causa anualmente más de 1,2 muertes prematuras. 65 mil niños fallecen cada año por enfermedades causadas por este humo.

En el 2013, Panamá se posicionó como el país con la prevalencia de consumo de tabaco más baja del continente con 6.1% de la población general. Para los hombres la prevalencia del consumo era de 9.4%, mientras que para las mujeres era de 2.8%.

En el 2019, según el Minsa, la prevalencia del tabaquismo era de 6,4% en mayores de 15 años y de 7,8% entre los jóvenes de 13 y 14 años.

Conociendo que los pulmones de los fumadores activos y pasivos no mantienen las condiciones ideales para enfrentar enfermedades respiratorias, es importante reiterar el riesgo que corren aquellos que consumen cigarros, tabacos y cigarrillos electrónicos, no solo por el COVID-19, sino por todas las consecuencias que lleva consigo este vicio, que es además una de las principales causas de muerte, enfermedades y empobrecimiento.

La Caja de Seguro Social (CSS) cuenta, a nivel nacional, con 14 Clínicas de Cesación de Tabaquismo, que brindan las herramientas al paciente para abandonar el perjudicial hábito.

Las clínicas están integradas por un equipo interdisciplinario de médicos psiquiatras, enfermeras especialistas en salud mental y psicólogos clínicos, que trabajarán conjuntamente ya sea en las terapias de tratamiento o en las terapias cognitivas para el cese de la adicción al tabaco.