Panamá Nacionales -  8 de mayo 2020 - 18:50hs

Promulgan decreto que levanta Ley Seca en Panamá y establece venta controlada de bebidas alcohólicas

De acuerdo con el Decreto, cada persona podrá comprar un máximo de seis cervezas o una botella de licor o vino, para consumo domiciliario.

El uso del bono solidario y cualquier tipo de subsidio o ayuda económica otorgada por el Gobierno está prohibido para la compra de bebidas alcohólicas.

La venta solo podrá realizarse en los establecimientos comerciales que cuenten con la debida autorización para el expedio de bebidas alcohólicas, y únicamente se podrá vender al detal y en envases cerrados.

En los casos de restaurantes que ofrezcan el servicio de comidas para entrega a domicilio, solo se permitirá la venta de una unidad de bebida alcohólica por pedido.

La distribución, venta y consumo de bebidas está prohibido en las comunidades, regiones o provincias que se encuentran bajo cercos sanitarios y en las que posteriormente puedan ser sujetas a esta medida sanitaria.

Corresponderá al Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) realizar inspecciones en los establecimientos que vendan bebidas alcohólicas.

En tanto, la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) ejecutará y velará el cumplimiento de este decreto.

Se mantiene el cierre temporal de los lugares y locales deportivos, de esparcimiento y recreación, y se prohíbe la generación de ruidos mediante el uso de equipos de sonido, amplificadores de sonido, y otros medios o sistemas que excedan los límites sonoros máximos establecidos en la normativa sanitaria.

Los municipios que por razones administrativas o económicas, tengan dificultades para el cumplimiento de esta medida, deberán coordinar con el Ministerio de Gobierno y la Secretaría Nacional de Descentralización para su implementación, señala el decreto.

La Asociación de Municipios de Panamá (Amupa) había manifestado su rechazo al levantamiento de esta medida, al considerar que permitir el consumo de bebidas alcohólicas durante el confinamiento por COVID-19, podría provocar situaciones como casos de violencia doméstica y alteraciones del orden público.

Es por esto, que pese a la decisión del Órgano Ejecutivo, varios alcaldes anunciaron que mantendrán la prohibición de venta, expendio y consumo de licor en sus distritos hasta el 7 de junio. Entre éstos: Santiago, Penonomé, Antón, La Pintada, Arraiján, Chame, Colón, Changuinola, Pinogana, entre otros.

Por su parte, el alcalde del distrito de Panamá dijo que se acogería al levantamiento gradual de la Ley Seca.

Desde el 24 de marzo el Ministerio de Salud (Minsa) ordenó Ley Seca en Panamá, como medida para prevenir la propagación del COVID-19, sin embargo esto propició la aparición de un mercado negro de licor.

Por semana aumentaban los reportes de decomisos de bebidas alcohólicas, en algunos casos había cargas valoradas por varios miles de dólares.

La Alianza Transnacional para Combatir el Comercio Ilícito (Tracit) recomendó al Gobierno de Panamá revisar esta medida, la cual consideraba una “política errada”, precisamente por propiciar el comercio ilícito.